admin

Estrategias

Cómo realizar un buen currículo

Su currículum es el documento más importante que presentará en su búsqueda de empleo. Es su luchador de primera línea, por así decirlo, ya que es su primera oportunidad de presentarse ante un empleador potencial. Los gerentes de contratación y los reclutadores miran los currículums por un promedio de solo seis a siete segundos cada uno, por lo que es importante que haga que cada segundo cuente. Un currículum sólido puede ayudarte a sobresalir entre la multitud, pero un currículum débil puede sacarte de la carrera.

Puede ser difícil presentar de manera sucinta todas sus experiencias y calificaciones en una página, pero hay muchas maneras de mejorar tu currículum sin exagerar. Para ayudarte a conseguir una entrevista, reunimos algunos de los mejores consejos para escribir un currículum:

  1. Que tu CV sea breve y directo
    Esta es la regla número 1. La regla general es no más de una página a menos que tengas una muy buena razón para que sea más larga, como una carrera extensa o mucha experiencia laboral altamente aplicable.
    Una manera fácil de mantener tu currículum conciso es incluir solo experiencia reciente y relevante. Si bien ese primer trabajo de un año podría haberte enseñado mucho sobre el campo, no siempre es necesario incluir todos los detalles de tu historial profesional completo.
  2. Crea una plantilla de currículum original
    Los empleadores aprecian la originalidad. Si bien es útil consultar una plantilla de currículum profesional, no la sigas de manera literal. Más del 60% de los gerentes de contratación consideran un currículum personalizado como la principal estrategia para que los solicitantes de empleo aumenten sus posibilidades de conseguir un trabajo.
  3. Resalta las habilidades y experiencias relevantes
    Usar el mismo currículum para cada trabajo que solicitas no es un buen enfoque. En cambio, tu currículum debe apuntar al trabajo específico que estás solicitando. Asegúrate de priorizar las habilidades, calificaciones y experiencias que se aplican directamente al trabajo que estás tratando de conseguir.
  4. Demuestra resultados con números y métricas
    Cuando escribas sobre tu experiencia laboral anterior, siempre es una buena idea cuantificar tus éxitos con números. El uso de métricas puede resaltar tus logros y brindarle al gerente de contratación o al reclutador una idea clara de cómo impactó tu lugar de trabajo anterior. Por ejemplo, alguien que anteriormente trabajó como representante de ventas podría decir que «realizó más de 50 llamadas en frío al día, con una tasa de conversión promedio del 5 %».
  5. Elabora una instantánea de tu carrera
    Más recientemente, los expertos profesionales han instado a los buscadores de empleo a eliminar la antigua declaración de «objetivo» y, en su lugar, considerar incluir un breve resumen, llamado «instantánea de la carrera», en la parte superior de tu currículum.
    Piensa en la instantánea de tu carrera como una respuesta a la pregunta «¿Cómo describirías tu experiencia laboral en una oración?» El resumen es una oportunidad para resumir tus habilidades, experiencia o activos más relevantes e importantes desde el principio.
Empleo

Buscar trabajo en la era digital

Buscar y solicitar empleos ya no es como antes. Atrás quedaron los días de entregar físicamente o enviar por correo su currículum y esperar una llamada sobre el puesto. Ahora, casi todas las comunicaciones de búsqueda de empleo se realizan electrónicamente. Dado que es probable que el empleador no vea tu rostro e interactúe contigo hasta que te invite a una entrevista, el papeleo y la forma en que realizas el seguimiento deben ser precisos.

Los sistemas de seguimiento de candidatos (ATS, por sus siglas en inglés) filtran los currículos para determinar si un gerente de contratación ve tu solicitud o no. Hay una manera de elaborar tu currículum para enviar una solicitud en línea para asegurarse de que superará cualquier ATS.

El uso del software ATS ha aumentado drásticamente en los últimos años; elabora tu currículum para que se ajuste no solo a la empresa, sino también a los sistemas de seguimiento de candidatos. El reclutador promedio pasa seis segundos escaneando seis piezas de información en el siguiente orden: nombre, título actual y empresa, título y empresa anteriores, fecha de inicio y finalización del puesto anterior, fecha de inicio del puesto actual y educación; haz que sea más fácil para el empleador encontrar lo que está buscando mediante el uso de un formato limpio y ordenado con una sólida jerarquía organizativa.

Hay opciones aparentemente infinitas para buscar trabajo en línea. Los sitios web como LinkedIn, Indeed, etc. son un buen lugar para encontrar una lista de trabajos, pero los candidatos primero deben ir directamente a las empresas que les interesan para buscar puestos vacantes. Es difícil determinar si una bolsa de trabajo o ATS es mejor que otra. Los candidatos pueden tener más suerte para encontrar más puestos que se adapten a sus necesidades y calificaciones cuando recurren a bolsas de trabajo de nicho que se especializan en su industria o campo.

La organización es clave. Se aconseja configurar una carpeta en tu ordenador o en la nube para que tengas acceso mientras viajas, donde puedes guardar una copia de los currículos y las cartas de presentación que crees y adaptes para una oportunidad de trabajo en particular. Dado que las ofertas de trabajo a menudo se eliminan antes de que se realicen las entrevistas, es importante copiar la descripción del trabajo y pegarla en un archivo para que puedas consultarla más adelante.

Algunos empleadores dificultan el seguimiento de las solicitudes. Se sugiere hacer un seguimiento aproximadamente una semana después de la fecha límite de la solicitud de empleo, si esta información está en la lista, para que el empleador tenga suficiente tiempo para revisar tu solicitud. Si el anuncio de trabajo no mencionaba una fecha límite para la solicitud, haz un seguimiento una semana después de su solicitud inicial.